Viciados de Nulidad
Edinson Cavani caminando sobre el cesped con la camiseta de Uruguay.
Inicio » Deporte » De vainas y tendones

De vainas y tendones

La lesión de Edinson Cavani durante el Mundial y las consideraciones que van más allá de la persona, el mundial y la selección.

Se nos lesionó el “hijo pródigo” de la Celeste en este mundial: Edinson Cavani sufrió una lesión debido a meter por dos en la cancha. Uruguay en vilo. Tras el desempeño en el partido contra Portugal, y colocándonos ante Francia, parecía el arma de destrucción masiva ideal para estar en ese encuentro.

¿Debemos, los uruguayos, víctimas en estos días de halagos y defenestraciones, preocuparnos?

Depende que tengamos en mente. Desde este lugar creemos que en esta ocasión hay que mirar más allá. Más allá de la persona, más allá de Rusia 2018, más allá de la selección.

Más allá de la persona

Si bien el delantero del PSG es una pieza importante en esta selección, no es la única. Debemos confiar en que sin Cavani o con él, el resultado ante Francia se va a dar por la acción conjunta de todos los integrantes del plantel, los que están en cancha y los que no. Cavani es un sujeto en situación, él está en un entramado que se ha tejido con años y con paciencia, con análisis y con razonamiento guiado. Es un nodo en la red social construida con un propósito mayor, incluso más complejo que ganar un torneo.

Más allá de Rusia

Lo cierto es que la selección está viviendo un proceso de cambio, una dialéctica de subjetividades que hacen de este periodo un momento histórico de la selección nacional.

No creemos que el objetivo principal este dado por las diversas respuestas que los rivales de turno puedan dar a las situaciones agonistas del campo de juego, sino cómo se actúa desde el convencimiento de que las cosas se están haciendo desde un lugar sólido, independientemente del resultado.

Más allá de la selección

Queda reflejado en ese tótem simbólico de una identidad que pugna por sobrevivir entre naciones más grandes, que hay una cohesión casi obligatoria con la selección. Ese bastión en el cual supimos ser algo más que un país forzosamente ganadero, ese lugar donde las relaciones de poder se desvanecen por un momento, donde los abrazos y la empatía se vuelven un idioma en común. Ese lugar que por un segundo, por 90 minutos de ansiedad nos quita el dolor. Porque ya no se trata de uno o dos, se trata de todos.

Esa construcción que un Uruguay gris, con uno de los carnavales más largos del mundo, se resiste a perder. Ya no se trata de ser los mejores, todavía no estamos preparados para eso. Se trata de ser respetados porque fuimos los mejores, afuera y dentro de la cancha.

¿Y “El Edi”?

Edinson en este momento es el desnivel del momento de ese tótem. Así como lo fue

Luis Suárez en el Mundial de Brasil 2014.

La lesión no es grave para el jugador, en un espectro de posibles lesiones que podrían haber tenido lugar. Pero es lo suficientemente compleja como para hacer temblar 3 millones de piernas.

Añadir comentarios

Seguinos en redes

¿Qué te cuesta?
Para vos es un click y a nosotros nos ayudas a crecer.

Nuestro Instagram

Archivos