Viciados de Nulidad
Inicio » Opinión » DESAFORADO

DESAFORADO

¿Qué dios aburrido pudo haber creado esta realidad? ¿Cuándo se dejará de joder y enviará una tropa de asteroides para culminar con tanta insensatez? ¿Le embocará a la boca de los que hablan desde la indigencia de sus mentes? Bien, tal vez sea hora de no esperar nada de dioses ociosos o eventos interestelares y empoderarnos de nuestro propio destino.

Vergüenza ajena.

Pocas veces se llegó a instancias de desafuero en la historia uruguaya, aunque es un deporte que convendría jugar más seguido, porque hay paño para rato.

Hoy, en plena era de la estupidez, nos toca presenciar uno, enmarcado entre la impunidad, la cobardía y «la estrategia del tero», que hace relajo lejos de los huevos para desviar la atención, aunque, claro, para esto hay que tener huevos.

Pero, a nido vacío, alguien tiene que poner el rostro para encarnar a lo más aberrante y reaccionario de la sociedad y, obviamente, tiene que haber un circo de focas, loritos y gorilas para que hagan sus gracias frente a las cámaras. Sin pecar de soberbia, sugiero una generosa donación de neuronas y así nivelar la cancha aunque quedamos todos medio vivos o medio idiotas, pero parejos, al menos.

«La boca se le haga a un lao»

Si será injusta la vida que al entrañable maestro Tabárez se le corre la jeta para un costado y Guido no. Como resultado hay que tolerar declaraciones como estas, en relación a los familiares de detenidos desaparecidos: “Toda su vida han vivido buscando un enemigo y ahora el único que dice algunas cosas como son es Cabildo Abierto, y bueno, como soy el único que lo dice, familiares que siguen prisioneros de ese odio que los ha movida toda la vida hoy ven en Cabildo Abierto a su enemigo que tienen que fabricar porque si no, no tienen razón de existir, si no hay un enemigo presente».

¡Pero Guido, bájese del pony que se va a caer de culo! ¡No es la razón de existir de nadie! De hecho, no creo alguien albergue odio en su corazón para ningún torturador, encubridor o alcahuete, asumo que no será más que lástima o desprecio lo que les dediquen.

Esta soltura en el decir es un reflejo de la impunidad de la que gozan aquellos a los que el Estado les sirve cuando los ampara y cuando no, simplemente lo quieren romper. ¿Qué honor puede haber en instituciones que dan vida a estos seres? Valientes con el enemigo a mordaza, pero que se esconden cuando hay que responsabilizarse por los delitos que cometieron.

Es una falta de respeto enorme para los familiares de detenidos desaparecidos decir que los mueve el odio, y que se inventan un enemigo en CA para mantenerse vigentes. En primer lugar, su lucha es preexistente a CA, Mani. Segundo, no buscan venganza como en las películas, ni poner a todos los implicados en un paredón. Su reclamo es por justicia y saber el destino de sus seres queridos, que fueron torturados, violados y desaparecidos, algunos siendo niños. No es odio, Guido. Eso es lo que movió a tus votantes a poner una papeleta con tu cara en las urnas, lo otro debe ser amor, aunque suene a jipi rochense.

La marcha atrás nuevita.

En el reino del revés se retrocede para avanzar. Quién iba a decir que la genia de María Elena Walsh iba influenciar tanto al pequeño Guido. Y es que otra explicación no es posible, o sí, o podemos hablar de demagogia, deshonestidad y manipulación. El que se desgarraba las vestiduras al grito de «quien nada debe, nada teme», el que renunciaría a sus fueros, pero que, por las dudas, agitó a todo el Parlamento para que se los movieran y removieran, de repente, al borde del abismo, dio un giro de 180 grados y arrancó para atrás (tomá pa vó Huguito)*.

No solo borró con el codo lo que escribió con la mano, si no que se justificó en su falta de confianza en el sistema judicial. Listo, un militar que teme ser juzgado, qué novedoso.

Tocará a la coalición del arcoiris evaluar si esta nueva estrella de la farándula política que les sirvió de salvavidas no se transformará en el iceberg que los hunda definitivamente. Y aunque hubo quienes se hicieron tueco de su pregón desinteresado en filas propias, no resonaron en las cúpulas arcaicas del seno multicolor, porque no pueden dejar que se les caiga el telón recién empezada la obra, of curse.

¿Qué será de todo esto?  Y… Seguro que peteco dormirá tranquilo mañana, abrazado a sus fueros como un gurí a su peluche, tal vez babeando, tal vez sonriendo, soñando en cómo la tierra cubre los pecados de su institución madre y cómo un sistema que le da más poder al poder cubre los de él. Pero cuando despierte habrá cosas en el mundo que no cambiarán, como la memoria del pueblo, y otras que sí, como la cantidad de seguidores que se le han caído del carro.

A modo de sugerencia: habría que desafuerar los fueros y que la justicia sea pareja para todos.

*Refiere a los pintorescos dichos del Vicealmirante Hugo Márquez en plena dictadura. Te diría que los busques, pero calculo que se te cae un dedo, así que los pongo acá: «Estábamos al borde del abismo…y dimos un paso adelante». «Logramos dar un giro de 360 grados». Un capo.

Añadir comentarios

Seguinos en redes

¿Qué te cuesta?
Para vos es un click y a nosotros nos ayudas a crecer.

Nuestro Instagram

Archivos