Viciados de Nulidad
Personas en bata subiendo a un ómnibus
Fuente: Bild
Inicio » Sociedad » Si nos organizamos… : 350 participantes de una orgía deben retirarse súbitamente tras pérdida de gas

Si nos organizamos… : 350 participantes de una orgía deben retirarse súbitamente tras pérdida de gas

350 personas deben abandonar una orgía por una pérdida de gas. Una nota medio chabacana en la que se evita a la fuerza asociaciones con gente rociada con gas en Alemania.

Todo venía de lo más normal. Esta clase de eventos se pueden lograr gracias a una precisa y cuidada preparación. Qué mejor que los alemanes, gente organizada si la hay, para tener un multitudinario evento orgiástico en un club swinger en Hattingen, en el oeste del .

Según narran las crónicas, 350 personas (cifra par, ojo al piojo), estaban de lo más compenetradas (guiño) en sus quehaceres y todo era una maravilla. Pero los problemas llegaron y hubo que acabar (guiño) la fiesta. 

Resulta que bien entrada (guiño) la actividad, algunas personas comenzaron a desmayarse. Hubo quienes creyeron que era por un exigente y productivo desempeño físico; también los hubo que pensaron en una notable performance que logró desvanecer a la compañía sexual. Pero en verdad se trató de otra cuestión: un escape de gas.

Usted puede estar pensando que, claro, en medio de tanta fricción y forcejeo alguna flatulencia que otra puede ocurrir. Pero no se trataba de una habitación con olor a pedo, sino más bien de una cañería rota de la que se fugó el monóxido de carbono para prender la calefacción.

Al parecer, las alarmas de escape de gas se activaron como indica el protocolo. Pero los que hemos participado de una orgía entre 350 personas (como usted o yo), sabemos que los sonidos que se producen son realmente fuertes. Primero, porque son 175 parejas que están haciendo “la chanchada” a la misma vez (también pueden ser 116 tríos, un voyeur y un onanista).

Pero segundo, por la música que tiene que estar unos decibeles más fuertes que la típica gritona que no para de aullar rogándole a un dios en el cual (obviamente) no cree. En síntesis: ¿quién carajo se detiene a pensar en que se está escuchando un “bip-bip-bip” en el medio de la orgía?

Todos acabaron afuera

La cosa es que al evento cayeron los bomberos, tras recibir un llamado debido a que estaban empezando a caer como moscas. Cuando arribaron al lugar se encontraron con un cuadro digno de asombro. No faltó quien pensara que aquellos hombres eran stripers y los policías del fuego tuvieron que cuidarse la manguera (guiño).

Según las narraciones del periódico alemán Bild, hubo que desalojar a 350 personas de un chalet preparado para recibir entre 150 y 190 personas, con lo que encontraron que la bacanal se les había escapado de las manos. Lo mismo que… (ponga el chiste que más le guste a usted)

Para poder derivar a los intoxicados hubo que trasladarlos mediante el transporte público, usando los ómnibus de línea. Los choferes no daban crédito. Hombres y mujeres, en el mejor de los casos semi vestidos; algunos en bata y otros directamente en pelotas, esperando a ser trasladados al hospital más cercano. Por suerte eso pasó en Alemania. Si fuera en Uruguay enseguida estarían llamando a Petinatti para buchonearle.

Cenizas no quedan

Al final se apersonaron unos 160 profesionales del fuego y otros tantos de la salud, para asistir a los intoxicados de pasión y monóxido de carbono. Una vez desplazada la gente, procedieron a revisar al detalle las instalaciones.

Según el informe otorgado, no hubo explosiones ni focos ígneos. Una vez pasado el peligro de la pérdida de gas y recuperada la gente de la intoxicación, la policía permitió a los asistentes volver al lugar a recuperar las pertenencias abandonadas ante la urgencia.

Los informes policiales lo dejaron bien claro: se les permitió ingresar por los objetos, pero bajo ningún concepto, retomar donde habían dejado. Lo que se conoce como un masivo coitus interruptus.

Añadir comentarios

Seguinos en redes

¿Qué te cuesta?
Para vos es un click y a nosotros nos ayudas a crecer.

Nuestro Instagram

Archivos