Viciados de Nulidad
Astronauta en montaña con pasto y algo de nieve
Inicio » Humor » Trabajos extraños

Trabajos extraños

Hoy, en el Día Internacional de los Trabajadores, Viciados quiere repasar contigo algunas profesiones que ni siquiera sabías que existían.

Antes que nada, a usted que está al borde de la parrilla mientras se cocina el asado o tomándose una cervecita celebrando su día, le queremos mandar nuestro más fraterno saludo. Gracias a usted (bueno, también a miles de niños en Asia, hambrientos en África, inmigrantes en todos lados del globo y a millones de obreros que ganan menos que lo que sale un boleto de ómnibus en Montevideo) el 1% de los billonarios del mundo están de puta madre.

Hoy queremos poner el acento en esa gente que trabaja haciendo cosas realmente sacrificadas y extrañas para que todo sea mejor. Porque además de esos sufridos trabajadores como Valeria Ripoll o Joselo López (a los que le mandamos un enooooorme abrazo por su noble y tribunera tarea sindicalista), hay gente que tiene labores especiales.

He aquí un pequeño compendio para leer mientras hace la sobremesa en la casa de sus suegros o su yerno:

1 – Oledor de axilas. Aunque usted no lo crea, hay gente que tiene andar metiendo narinas a sobacos para empresas de desodorantes. Algunos tienen la desgracia de estar encerrados entre cuatro paredes, mientras un posible ascenso consiste en estar al aire libre. Estos profesionales se dedican a elaborar informes y probar la eficacia de las nuevas fragancias. Usted, que sabe lo que es viajar en un 125 en hora pico, ya califica para el puesto.

2 – Ondeador de banderas. No, no hablamos de militantes rentados del Partido Nacional (que, al parecer y emulando al cuadro de fútbol con el mismo nombre, no anda muy al día con eso de los pagos). En este caso, hacemos referencia al hotel Rambagh Palace de la India, que dedica recursos para que un hombre sacuda oportunamente una bandera al lado de las fuentes de los jardines, cosa de que los pájaros no molesten a los visitantes.

3 – Mamporrero. Dura tarea la de este ser humano, que consiste en ayudar a que el caballo o el toro en estado de excitación haga lo que un caballo o un toro hace con una yegua o una vaca (respectivamente). Más en concreto, le sostiene toda su virilidad al animal. Una tarea que inclusive alcanzó un destaque muy especial en ciertas épocas, debido a la valentía que hay que tener, no solo para andar sosteniéndosela al bicho sino también por meterse en medio de un caballo o un toro con ganas de “ñaca ñaca”.

4 – Ordeñador de serpientes. El veneno de las víboras (hablamos de las de lengua bífida por lo que, en este caso, su suegra no cuenta) tiene múltiples usos, pero el principal es ser el antídoto del propio veneno. Y alguien tiene que sacárselo. Es por eso que hay personas que las chapan y les sacan manualmente el veneno apretándole los colmillos contra un tubo de vidrio o plástico. (No intente eso con su suegra porque a lo sumo se quedará con los postizos en la mano y será un momento dantesco).

5 – Probador de toboganes de agua. Sí, esto también es una labor. Cuando usted vea un tobogán de agua, sepa que alguien tuvo que analizar si estaba apto para cumplir con su promesa de alegrarle la vida a la familia. Porque no solo es instalarlo y listo. También hay que saber si las curvas son las adecuadas, si la pendiente es muy acelerada o si el agua es suficiente. Y qué feo que es tirarse por un tobogán de agua con poco líquido. ¡Gracias por haberte pegado al plástico y desollado por nosotros, oh tu, ilustre probador de toboganes de agua!

6 – Sexador de pollos. La tarea es simple y compleja a la vez. La persona que quiera ocupar el cargo, deberá mirarle el culo en el plazo de 4 segundos y, en esa cantidad de tiempo, establecer su sexo. El cargo no implica determinar su género porque para eso, debería hacer algún cuestionario un poco más elaborado. Pero el tema es que el trabajador que ocupa este puesto, debió prepararse durante tres años y en general cumple 12 horas de labor. Al menos en Inglaterra, esta labor tiene una grata recompensa: unos 55 mil euros anuales (sin chiste sobre anos).

7 – Probador de comida para perros. Y sí. Alguien debe hacerlo. Porque por más que los perros sean el mejor amigo del hombre, aún no hablan. Entonces no podemos saber si el gusto es el indicado o si está demasiado crocante para un caniche. La cosa es que hay gente que le entra a estas galletas con tal de que el Rambo tenga algo digno de comer, para cuando vuelve de revolver en la basura.  

8 – Probador de juguetes sexuales. La tarea de esta gente es digna de admiración ya que consiste en evitar que una calentura termine con otra calentura. Su trabajo consta de andar metiéndose toda clase de prototipos sexuales sobre y dentro del cuerpo, con el fin de descartar posibles electrocuciones o lesiones. Se estima que el monto (¡ay estos juegos de palabras!) por esta faena ronda entre los 20 mil y los 40 mil dólares al año. Pero la industria de los juguetes sexuales anda en 15.000 millones de dólares al cabo de 365 días.

9 – Escritor de galletas de la fortuna. Las galletas de la fortuna, esas que vemos en las películas o que trae gente que viaja a lugares lejanos porque acá no han prendido mucho, traen mensajes enigmáticos y hasta un poco graciosos. Para ello, hay gente que se dedica a redactarlos, debido a que por muy místico que parezcan, no se generan espontáneamente. Inclusive no se requiere preparación previa, por lo tanto, cualquier tertuliano de programa televisivo de la tarde, puede hacerlo. Sí, incluso ese que usted está pensando ahora mismo.

10 – Probador de servilletas y papel higiénico. No hay mucho que no lo haya descrito ya su propio nombre. El cometido de esta gente es el de evaluar si el papel es lo suficientemente suave y si el aroma es lo necesariamente delicado, para cumplir con el objetivo de ser arruinado en pocos segundos. A pesar de que las empresas pagan cerca de 40 mil dólares al año en probadores de calidad, nadie se explica por qué los políticos prefieren sonarse la ñata con las leyes. ¡Qué cosa más rara!

Fuentes: Genial y Cultura Inquieta

Añadir comentarios

Seguinos en redes

¿Qué te cuesta?
Para vos es un click y a nosotros nos ayudas a crecer.

Nuestro Instagram

Archivos