Viciados de Nulidad
imagen ilustrativa del video
Inicio » Secciones fijas » Mensajes Encriptados » Un martes cualquiera y Maneco lo sabe

Un martes cualquiera y Maneco lo sabe

Lo malo de los audios de WhatsApp es que te pueden pasar cosas como las que siguen, en un martes cualquiera. Ahhh… y votá al Maneco.

Un martes cualquiera, suena el teléfono, un  mensaje, de ese mensaje se escapa un audio: el hijo no reconocido de ultratón comienza a hablar teniendo como telón de fondo unos violines furibundos emanados de un órgano Casio ca 110 (Busque en google, yo lo hice y estoy quedando como que sé algo de órganos electrónicos), irrumpe un jingle: “Votá al Maneco” (Si ya lo escuchó, seguro lo está tarareando).

¡Votá al Maneco!

De este acontecimiento surgen algunas consideraciones. Ultraton tenía piques en tranqueras; El maneco no es un personaje ficticio como el lobizón, la llorona, el gatuno o el chupacabras; se decanta otra prueba más de que los que busquen vida inteligente en este planeta, buscan en saco roto (Mal nosotros E.T.). Y, sobre todo, que el siglo XXI está lejos de ser el reflejo de años de evolución mentada y sobria, que en algún momento se creyó (alguien creyó, no sé, lo escuché en el bondi).

El año electoral da para todo, sin dudas. Pero que te metan la pesada diciendo que tenés que votar a Maneco es como extremadamente bizarro y encantador a la vez.

El cerebro humano, con este tipo de cosas, sigue encontrando zonas que estaban dormidas o eran desconocidas y que presentan nuevos espectros del «rechazo – placer». Porque entre la confusión de no saber qué carajos está escuchando. No está al tanto si tirarlo para el lado del dolor placentero, picazón por picadura de mosquito, helado de chocolate con menta, el asado del Pepe, Marama o Chopin.

Es una tonada que suda, transpira, segrega, gotea, pierde (perdón J.C.) violencia e inseguridad. No sabría afirmar a ciencia cierta si se trata de un tráiler de un thriller de bajo presupuesto o que vuelve Vicio en Miami. Apunta a ser una Oda a la cagada electoral. Pero no prejuzguemos (Mejor sí prejuzguemos que si no se termina la nota acá)

En otro orden de cosas me rechina un poco esto de votar a alguien con un poder ya consolidado y manifestado abiertamente, y votarlo por eso mismo. Se despierta la incertidumbre publicitaria de orden “Si Maneco hizo esto con el jingle, ¡imagínese lo que puede hacer por Tranqueras!”; es tan ambiguo como lo que quiere transmitir. Capaz que es un tipazo con poder que quiere hacer el bien, pero arrancó con el jingle.

Lo cierto, por lo poco que sabemos, es que este hombre quiere ser alcalde de Tranqueras, y para ello elaboró una de las piezas más llamativas de lo que va en la campaña electoral. Si todos los días se aprende algo nuevo, hoy aprendí que hay un sujeto en tranqueras que se llama Maneco que tiene el peor asesor de campaña que su poder y dinero pueden comprar. Pero así y todo, ya está hablando todo el país entero de él. Más que de todos los millonarios y milicos devenidos a políticos.

¡Y pensé que iba a ser un martes más!!


1 comentario

Seguinos en redes

¿Qué te cuesta?
Para vos es un click y a nosotros nos ayudas a crecer.

Nuestro Instagram

Archivos